VÍDEOS DE BODAS EN ASTURIAS

Boda Casandra y Damián

UNA BODA DE ORO EN ASTURIAS.

Una profesora asturiana y un karateka olímpico de origen andaluz se conocen en Málaga en una de esas noches de verano mágicas en la Costa del Sol…

No, no es el comienzo de ningún chiste, aunque a Casandra sí le pareció bastante tomadura de pelo que Damián se presentase como “deportista de élite”. Ella pensaba que era una simple broma hasta que descubrió que había conocido a todo un campeón de Europa. Y entre risas, conversaciones serias y viajes de reencuentro, esta pareja consiguió mantener viva la llama hasta el mismísimo 31 de agosto de 2019. Él en Japón, entrenando duro para llegar en plena forma a los JJOO de 2020 (esos que no pudieron ser); ella en Gijón, encargándose hasta del más mínimo detalle de una cita que no dejaría indiferente a nadie. Todo apuntaba a que el oro llegaría. Y llegó. Al menos, en forma de una boda en Asturias de campeonato.

Ni siquiera la lluvia se la quiso perder, aunque fuese bajo amenaza. Primero bajo el techo de la Iglesia de San Pedro y, después, en cada uno de los rincones del restaurante La Salgar, Casandra consiguió mantener la sonrisa y su vestido de novia como recién salido del taller de la diseñadora Lorena Merino. Damián también tenía su as en la manga. O, más bien, en la “cara B” de la chaqueta de su elegante traje de García Madrid. Al final, en un día típicamente asturiano, los bailes, las risas y los juegos se llevaron el combate e hicieron única esta boda en Asturias.

Todos aquellos que hicieron el limbo sin arrugarse la camisa merecían un sitio en lo más alto de el podio.  Podéis conocerlos en este resumen. Sin embargo, el primer puesto del cajón estuvo claro nada más empezaron a sonar las primeras notas del baile de los novios. Porque todos sabíamos que a Damián se le daba [muy] bien el karate. Lo que dejó a más de uno con la boca abierta fue verle “bachatear” sin soltar la mano de Casandra.

Si pestañeas, te lo pierdes.